Phil Ivey pierde su apelación contra Genting Casinos UK

Nov
10

Phil Ivey pierde apelación contra Tribunal uk

Phil Ivey pierde su apelación contra Genting Casinos UK

El jugador de poker profesional y 10 veces ganador de un brazalete de las World Series of Poker Phil Ivey ha perdido su apelación contra Genting Casinos UK.

Este caso se remonta al verano de 2012, cuando gracias la técnica del edge-sorting Phil Ivey consiguió 10.000.000$ del prestigioso Casino Borgata jugando a Baccarat e intentó repetir en casino Crockfords, perteneciente al grupo Genting Casinos del Reino Unido, donde intuyeron posible irregularidades y le retuvieron 7.700.000$ en ganancias.

La técnica del edge-sorting consiste en predecir los valores de las cartas según irregularidades en las partes traseras, dando al jugador una ventaja sobre la casa. Las cartas del Genting Group a menudo tienen características, y el jugador no dudó en sacar ventaja de esta peculiaridad. 

Ivey le puso una demanda al casino inglés, que le ganó el juicio en primera instancia en 2014. Phil apeló, pero el Borgata, animado por la sentencia en contra del jugador, también demandó a Ivey, por tramposo. Ivey contestó con una contrademanda por daños y perjuicios

 Su último caso, contra el Casino Crockfords de Londres, se remonta a una partida de 2012 de Baccarat cuando el jugador fue acusado de ganar £7.700.000 usando la técnica legal si bien no aceptada del edge-sorting.

El jugador de poker interpuso una demanda contra el Casino de UK, que por su parte, ganó en los tribunales. Phil apeló, pero el Borgata, animado por la sentencia en contra del jugador, también demandó a Ivey. 

El jueves pasado, en el Tribunal de apelación en Reino Unido, la jueza Mary Arden señaló que la Ley del Juego británica contempla que un jugador puede intentar sacar ventaja "si es honesto y no tiene intención de engañar", por lo que ha quedado a discreción de los jueces decidir "si tal grado de interferencia constituye una trampa. Y a mi juicio, sí que lo es". 

Por otra parte,  el juez de Nueva Jersey que instruye el caso del Borgata determinó que ninguna de las dos partes tenía toda la razón y los conminó a entenderse antes de ir al juicio definitivo y poner la complicada decisión de quién tiene que pagar una millonada en manos de un tribunal.

Phil Ivey no ha quedado nada contento ya ha anunciado que recurrirá la decisión al Tribunal Supremo de Reino Unido. 

 

También te puede interesar

promociones

To Top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación y de este modo mejorar su experiencia en nuestro sitio web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más Información