El jugador invencible al poker. ¿Llegará algún día?

14 Enero

 

¿La máquina supera al Hombre?

Cuando Alan Turing planteó por primera vez el juego de la imitación en 1950, buscaba responder a una pregunta clave: ¿podrían las máquinas pensar? El considerado como padre de la supercomputación se adelantaba así a la llegada de la inteligencia artificial. Máquinas inteligentes podrían tomar sus decisiones como si de un cerebro humano se tratara.

Aquel artículo, publicado en la revista Mind, parece estar cada vez más cerca. Un nuevo programa informático, basado en un algoritmo ideado por científicos canadienses, gana siempre al póquer. Se comporta en cierta manera como nuestro cerebro: aprende de sus malas decisiones para convertirse en imbatible.

El problema del póquer, a diferencia de otros juegos como las damas, es que es matemáticamente complejo. En otras palabras, los jugadores pueden desarrollar sus estrategias con información incompleta o incluso falsa. Según la teoría de juegos, estas condiciones dificultan al máximo la decisión que debamos tomar para ganar la partida.

Este problema también hacía aún más complejo el diseño del jugador de póquer perfecto. El algoritmo no puede ser construido para resolver la partida, sino que la estrategia de Cepheus es radicalmente diferente. Se parte de la nada, obligando a que el programa informático aprenda de sus propios errores para hacerse invencible.

Para ello, el algoritmo diseñado por los científicos canadienses tuvo que ‘jugar’ contra sí mismo durante dos meses en 4.000 ordenadores. Así logró analizar lo que ocurría en 6.000 millones de partidas por segundo y ordenador. Es decir, Cepheus aprende de sus experiencias y de sus malas decisiones para hacerse imbatible. Probablemente sea el jugador que en más partidas de póquer ha participado en toda la historia de la humanidad.

Al diseñar su estrategia desde cero, los investigadores de la Universidad de Alberta elaboraron una enorme base de datos, con más de 260 terabytes de información, “mil veces más que lo que ocupa la versión en inglés de la Wikipedia”, según cuenta Michael Bowling a la agencia Sinc.  El novedoso sistema de compresión que incorpora hace que esta información ocupe tan sólo 10 terabytes de almacenamiento.

El algoritmo, basado en el programa CFR+ (conditional random fields), trabaja inicialmente al azar. A medida que pasan las partidas, es capaz de aprender de sus malas decisiones y calcular el ‘arrepentimiento’ en cada decisión que toma. Es decir, en cada posible situación, Cepheus conoce de antemano la probabilidad con la que debería retirarse, igualar la apuesta o subirla. Se trata del jugador de póquer más perfecto que existe hasta el momento, como se describe en la revista Science.

Como anticipara Turing en la década de los cincuenta, las máquinas podrían pensar. Cepheus es sólo una muestra de cómo un algoritmo puede utilizar su extraordinaria ‘capacidad de cálculo’ para resolver problemas tan interesantes como ganar al póquer, evitar la basura espacial o incluso adivinar la evolución musical de los Beatles. El futuro ha llegado para quedarse, y de momento, ya es invencible al póquer.

También te puede interesar

promociones

To Top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación y de este modo mejorar su experiencia en nuestro sitio web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más Información