¿Sabes poner Cara de Poker?

6 Junio

 Poker Face ¿Mito o realidad? 

Todos hemos puesto cara de poker alguna vez incluso sin saberlo, sobretodo de niños durante el interrogatorio tras alguna travesura. Consciente o inconscientemente todos usamos la expresión corporal y nuestros gestos, voluntarios o no, para transmitir un mensaje. El cuerpo habla y por eso en algunos casos tenemos que hacer que se calle, sobretodo si eres Patrick Antonius o si estás en una partida de poker donde no quieres que nadie conozca tus emociones. Pero poner cara de poker no es exclusivo de este juego de mesa, y aunque su uso se ha ido popularizando, sobretodo desde la aparición en 2010 del memme de foro 4chan, poner cara de poker ha sido utilizado a lo largo de la historia tanto en el mundo del juego como en la política, asociado con personajes tan conocidos como Trump o Putin o incluso en estudios antropológicos.

Una referencia importante la encontramos en el libro del escritor británico Henry Jones "Round Games at Cards", publicado en 1875, quien describe “Poker face” como la expresión que adoptamos cuando no queremos transmitir nada, lo que llamaríamos más bien un estado inexpresivo.

El novelista Graham Greene escribió una reseña en 1934 sobre Sir Arthur Conan Doyle la cual tituló "The Poker-Face", refiriéndose a su excelente trabajo en su novela Sherlock Homes, donde el detective y el autor trabajaban ese mismo concepto evidenciando que quién controla la verdadera cara de poker, al final aprenderá cómo leer la cara de sus oponentes. Sobre este personaje también escribiría María Konnikova, psicóloga ruso-americana que publicó un ensayo llamado “ How to Think Like Sherlock Holmes".

 

Existen estudios de diferentes tipos como “The Poker Face of Wall Street” de Aaron Brown donde se analiza la relación entre el mundo de las finanzas y el sistema de juego en el poker, o “Poker Faces” de David Hayano quien publicó su estudio antropológico basado en la impenetrable cara de los jugadores de poker. O en el campo artístico como la serie de fotografías “Poker Face (1 y 2) de Ulvis Alberts sobre las WSOP publicadas en 1981.

 

 

En el deporte también pueden encontrarse muchos ejemplos del uso de la cara de poker como parte de una estrategia de control de las emociones. Grantland Rice describió a Helen Wills, ganadora de 19 títulos del Gran Slam en los años 20 como "Little Miss Poker Face".

Ha sido precisamente el tenis y la ciencia los que han demostrado hace algunos años que nuestras intenciones no son sólo visibles en el rostro sino más bien en nuestro cuerpo o nuestros gestos, voluntarios o no. Este estudio fue realizado por el israelí Hilliel Aviezer como resultado de una colaboración entre universidades de Princeton y Jerusalén; se llevó a cabo mediante una investigación sobre las expresiones de Serena Williams y Rafa Nadal durante momentos de mucha tensión que serían compartidas mediante fotografías con 45 estudiantes. Éstos, divididos en grupos tendrían acceso bien a diferentes partes del cuerpo, bien a la fotografía completa, o sólo al rostro. El resultado confirmaba que la mente nos engaña más comúnmente de lo que pensamos y que alegría y tristeza se observan mejor en nuestras manos, brazos, piernas e incluso venas.

En el mundo del poker, además de las imprescindibles gafas de sol, también hay quiénes prefieren jugar con un buen suéter de cuello largo para esconder cualquier vena traidora que se nos hinche por la tensión de la mesa, o con gorro tapando las orejas; como dato útil, nosotros te recomendamos para tu kit unos guantes si eres de los que sudan por los nervios o de los que se muerden las uñas.

Ahora ya sabes que poner cara de poker ayuda pero no lo es todo y que debes aprender también a controlar ciertos movimientos inconscientes que pueden delatarte; eso sí, tampoco pretendas convertirte en un mimo, la estrategia es importante pero saber jugar lo es todavía más.

También te puede interesar

promociones

To Top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación y de este modo mejorar su experiencia en nuestro sitio web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más Información