Cómo ganar en las tragaperras: trucos y consejos

19 Noviembre

Ganar en las tragaperras no es fácil, sobre todo si queremos hacerlo a largo plazo, en cuyo caso la cosa se complica más. Incluso si optamos por jugar en una tragaperras que tiene premios altos, las posibilidades de éxito son bajas.

Pese a que hay quien afirma que las tragaperras han perdido potencial de juego frente a otros juegos como las apuestas, todavía siguen siendo un juego perfecto para muchas personas. Por ese motivo, te vamos a mostrar más información sobre ellas e incluso te ofreceremos algunos trucos y consejos que te servirán para tener más opciones de ganar más dinero cuando las juegues.

Cómo nacieron las primeras tragaperras

Nacieron con el objetivo de entretener a los clientes que buscaban algo más casual en los casinos mientras no usaban otros juegos con más demanda, como la ruleta o el blackjack.

Con este concepto podemos decir que las tragaperras nacieron con la finalidad de amenizar la espera entre otros juegos más relevantes en ese momento para los casinos. Eran slots de tres carretes con un número determinado de símbolos y líneas. El objetivo era que, a través del azar, los jugadores las unieran para recibir diferentes premios. Como poco a poco las tragaperras tuvieron éxito, las variedades y opciones fueron creciendo, lo cual ha provocado que en estos momentos la diversidad sea muy amplia, sobre todo en los grandes casinos.

Consejos para ganar en las tragaperras

Con el objetivo de tener más opciones de ganar en una tragaperras, te vamos a mostrar un listado con 5 consejos con los cuales será un poco más sencillo triunfar. Estos consejos van ligados a las matemáticas y suelen dar muy buenos resultados cuando son puestos en práctica.

  •          RTP alto: hay que intentar buscar siempre la máquina tragaperras que tiene un RTP (el porcentaje de retorno de premios al jugador) más alto. Normalmente la gran mayoría de máquinas van vinculadas al azar y, sobre todo, a programas informáticos que generan números de manera aleatoria. Como jugador no puedes hacer nada si tienes el objetivo de intentar manipular la máquina, ya que esto es imposible. Como mucho puedes intentarla estudiar, pero hasta el día no existe ningún truco que permita su manipulación. Por lo menos que se conozca, ya que hay muchas personas que dedican su vida a intentarlas manipular para ganar grandes premios. Por supuesto, actualmente hay una amplia variedad de tragaperras en las que podemos jugar. Hay máquinas dirigidas a los jugadores casuales y otras para los amantes de este juego, es decir, los grandes apostadores. Normalmente, las máquinas high-roller suelen ser las más lucrativas para la gran mayoría de jugadores. Eso se debe a que suelen ofrecer una mayor probabilidad de recuperar parte de lo invertido.
  •          Relación riesgo-recompensa: no tenemos que jugar como locos a la tragaperras o las pérdidas serán grandes. Siempre tenemos que realizar un análisis de riesgo-recompensa para poder ver si realmente tenemos opciones de amortizar la inversión. Por regla general, la recuperación promedio de los jugadores que apuestan el número máximo de monedas siempre suele ser superior a las 3 monedas. En ese caso, se puede deducir que el porcentaje de recuperación es mayor cuando se opta por la apuesta con las monedas máximas. En cambio, el riesgo tiene que ser asumido, ya que también se corre el riesgo de perder el máximo número de monedas en caso de que el resultado no sea el esperado.
  •          Slots con premios altos: no hay un método perfecto para ganar a las tragaperras, pero sí que puede ser una buena opción optar por los slots con premios superiores. Cuando un jugador quiere ganar a la máquina, lo que se suele hacer es pensar en técnicas para alcanzar el éxito. Pero tras muchos estudios, de momento se ha demostrado que realmente no hay una técnica real que haga que el jugador esté por encima de ella en ningún momento. Solo existe la opción de optar por el mejor RTP, como hemos explicado anteriormente. Así se puede tener un mayor rango de posibilidades de recuperar buena parte de lo invertido si tenemos algo de suerte. Esto se debe a que cuanto más juguemos, más opciones tenemos de ganar. Al fin y al cabo, los slots son juegos de azar. Aunque también es verdad que con un par de jugadas nos podemos llevar el premio gordo y con mil no llevarnos nada. El azar es importante y eso se puede estudiar con la gran cantidad de variables que se pueden dar. El problema, por supuesto, consiste en que las personas no cuentan con fondos ilimitados, por lo que en ocasiones pueden parar de jugar cuando el premio está más cerca. Eso hace que, si otra persona sigue con el juego, igual la probabilidad de ganar sea más alta que la que lleva más tiempo. En muchas zonas se dice que se deja la “máquina caliente”.
  •          Cuida tu presupuesto: para evitar llegar al máximo problema, nunca hay que sobrepasar el presupuesto. Si tras consumirlo no hemos tenido suerte, hay que dejarlo para otro día. Seguir jugando puede llevarnos a sufrir pérdidas importantes. Además, puede ser una buena opción intentar aprovechar las ofertas y los bonos para tener más tiradas y, por tanto, más opciones de ganar la partida a la máquina. En este caso tenemos que tener en cuenta el concepto de volatilidad para aprovechar los bonos con beneficio hacia nuestros intereses. Normalmente el slot con alta volatilidad se suele asociar con ganancias menos frecuentes pero, a cambio, mayores. En cambio, el slot con baja volatilidad suele dar premios de manera más continuada, pero son más pequeños.
  •          Prueba la volatilidad: teniendo en cuenta lo que estábamos explicando en el consejo anterior, para ver que máquina es o no volátil tenemos que probarla por nosotros mismos. Cuando jugamos bastante tiempo con ella podemos darnos cuenta de si es de las que ofrece premios pequeños y continuados o de las que tardan mucho en dar premio, pero en cambio son más abultados.

Ganar con una máquina tragaperras no es fácil, sobre todo si no la tenemos estudiada y conocemos más o menos su comportamiento. Para evitar pérdidas elevadas, siempre hay que acudir al juego con un presupuesto cerrado y adaptado a la situación económica del momento. Nunca hay que jugar un dinero que no se tiene porque entonces el problema será grave. Siempre hay que hacerlo con moderación para evitar caer en la adicción.

To Top
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación y de este modo mejorar su experiencia en nuestro sitio web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más Información